Motivación, automotivación y éxito profesional

“La motivación es la clave para ser extraordinarios”

Hace unos días leí un post en el Blog de Carreras de Oracle titulado Motivación: un componente clave de la inteligencia emocional, donde se hace referencia a la inteligencia cognitiva y a la inteligencia emocional, entendida esta última como la capacidad de establecer relaciones, de comunicarse con uno mismo, de ser positivo. El post también habla de cómo la inteligencia emocional, concretamente su parte de motivación, es la responsable del éxito o no-éxito profesional de las personas con alta inteligencia cognitiva.

 

Es decir, una persona con alta inteligencia cognitiva desarrollará con calidad su trabajo pero no lo máximo que podría hacerlo. Así, una persona con altas capacidades no brillará si carece de la inteligencia emocional y de la motivación que la acompaña. Del mismo modo, personas con una moderada inteligencia cognitiva pueden destacar y conseguir metas importantes si su inteligencia emocional y motivación son elevadas. Estas personas emocionalmente inteligentes y con alto grado de motivación suelen entregarse al 200%, sentir “los colores”, establecer buenas relaciones con sus compañeros, cliente interno y cliente externo. Acostumbran a actuar en beneficio propio y también en el de sus compañeros/as y en beneficio de la empresa, “aman lo que hacen” y lo transmiten al resto y a la calidad de su trabajo.

 

Pero, ¿qué es la motivación? ¿Qué nos hace estar motivados? ¿Y qué nos desmotiva?

 

Existen dos grandes tipos de motivación: la motivación externa o extrínseca y la motivación interna o intrínseca. Los factores motivacionales externos podrían ser el salario, el estatus social o incluso el miedo a represalias. Por otro lado, lo que nos motiva internamente podría responder a lo implicados/as que nos sintamos en los proyectos, el hecho de aportar valor con nuestro trabajo, nuestro desarrollo y crecimiento profesional, la curiosidad técnica y, cómo no, sentirnos parte de un equipo -o de algo más allá del mismo-.

 

En nuestro día a día, valorar nuestras motivaciones extrínsecas y, sobre todo, conseguir motivación intrínseca o automotivarnos son la clave de nuestro éxito. Ambas, especialmente las segundas, nos darán la fuerza necesaria para combatir situaciones de estrés o incertidumbre (por ejemplo), y para seguir aportando valor y caminar hacia el éxito. Y eso sólo depende de nosotros/as.

Twitter
LinkedIn
Evolución, innovación y transformación
37 Service Expertise avalados por Oracle 
Nuestra propuesta de valor
Posts 100% Oracle
Sigue nuestro día a día