Lanzamiento Exadata X9M

Oracle anunció el pasado martes 28 de septiembre la disponibilidad de la última versión de su plataforma optimizada para la ejecución de bases de datos, Exadata X9M. Esta versión es la segunda generación de la nueva arquitectura basada en un backbone 100 Gb RDMA over Converged Ethernet (RoCE) que Oracle lanzó en septiembre de 2019.

 

Las novedades más relevantes desde el punto de vista hardware son la actualización de los procesadores, tanto en los nodos de cómputo como en las celdas de almacenamiento y la inclusión de discos de mayor capacidad.

 

Los nodos de cómputo incorporan el procesador Intel Xeon 8358 (Ice Lake) con 32 cores a 2,6 GHz, sustituyendo al Intel Xeon 8260 con 24 cores a 2,4 GHz de la versión X8M. Esto proporciona una gran mejora en el rendimiento debido a dos factores. En primer lugar, el número de cores sube un 33%, aumentando en ese mismo porcentaje la capacidad de procesamiento de los servidores. Por otro lado, cada uno de esos cores son aproximadamente un 30% más potentes que los anteriores, mejorando la capacidad y la eficiencia en el uso del software de base de datos. Se ha ampliado la memoria de los nodos de cómputo que pasa de un rango de 384 GB-1,5 TB a 512 GB-2 TB.

 

También se han actualizado los procesadores de las celdas de almacenamiento, cambiando los Intel Xeon 5218 con 16 cores a 2,3 GHz por Intel Xeon 8352Y con 16 cores a 2,2 GHz, que proporcionan más rendimiento. También se ha ampliado la memoria de las celdas, pasando de 192 GB a 256 GB. Se mantiene sin cambios la capacidad de 1,5 TB de Persistent Memory (PMEM), que permite reducir extraordinariamente la latencia de acceso a los datos.

 

Las celdas de almacenamiento vienen ahora equipadas con discos de 18 TB, comparado con los 14 TB de la versión anterior. Hay que tener en cuenta que el software de las celdas se licencia por el número de discos, lo que hace que las licencias sean casi un 30% más efectivas.

 

Tanto los nodos de cómputo como las celdas de almacenamiento incorporan tecnología PCIe4.0 para acceder a sus tarjetas de E/S y a las tarjetas flash instaladas, lo que dobla el ancho de banda de las mismas y proporciona una mejora en las transferencias de datos y en el rendimiento.

 

El backbone interno sigue siendo 100 Gbps RoCE, idéntico al de Exadata X8M, permitiendo la interconexión con dichas máquinas. Los clientes que tengan Exadata X8M pueden ampliar sus configuraciones con nodos o celdas X9M o instalar nuevos racks adicionales conectados directamente a la misma red.

 

Por otro lado, Oracle ha descartado el lanzamiento de nuevas versiones de la tecnología anterior basada en conectividad Infiniband, es decir, no habrá ningún Exadata X9 (sin M). Los clientes que tengan equipos X8 o anteriores deben plantearse la evolución hacia la nueva arquitectura o ampliar lo antes posible sus sistemas, ya que no está claro durante cuánto tiempo más Oracle seguirá vendiendo ampliaciones para ellos.

 

El Exadata X9M está disponible tanto en su versión on-premise como en Cloud at Customer. En este último caso existe la posibilidad de ejecutar Autonomous Database, mejorando las características de los despliegues tradicionales. El Exadata X9M Cloud at Customer permite añadir celdas adicionales después del despliegue inicial, lo que era una petición insistente de los clientes, que hasta ahora estaban obligados a adquirir la infraestructura desde el principio, lo que les acarreaba más costes y limitaba la flexibilidad.

 

En lo relativo al software de Exadata, no hay excesivas novedades, más allá de mejoras de operación y disponibilidad, así como corrección de errores. Exadata X9M requiere la actualización a la última versión (21.2.0).

 

Como ha venido haciendo hasta ahora, Oracle ha mantenido el precio de las nuevas máquinas igual al de las anteriores. Obviamente, esto hace que el despliegue de las bases de datos sea mucho más eficiente en los nuevos equipos y fomenta que se acometan proyectos de migración, bien desde versiones anteriores de Exadata, bien desde infraestructuras tradicionales.

 

Oracle también anunció simultáneamente la disponibilidad de Zero Data Loss Recovery Appliance (ZDLRA) X9M. Se trata del appliance, basado en Exadata, que optimiza la recuperación de las bases de datos Oracle. Las mejoras son semejantes a las que incluye Exadata X9M, ya que están basados en la misma tecnología. Para su uso específico es relevante el incremento del 30% de capacidad debido al uso de discos de 18 TB. Es importante destacar que el coste de la configuración de entrada se ha reducido un 50%, facilitando su uso en clientes que hasta ahora no podían permitírselo.

 

Con esta nueva versión, Oracle reafirma su compromiso con Exadata y sigue posicionándolo como la mejor infraestructura para el despliegue de las cargas de base de datos con los requisitos más exigentes tanto en rendimiento como en disponibilidad y seguridad, tanto para despliegues tradicionales como en cloud.

 

Aunque se acaba de producir el lanzamiento oficial, la máquina ha estado disponible de forma restringida desde hace algún tiempo y en avanttic ya la hemos vendido en algún cliente. Nuestras primeras impresiones confirman las mejoras anunciadas por Oracle. Desde avanttic podemos ayudarte a analizar si Exadata es una buena opción para el despliegue de tus bases de datos Oracle, optimizar el uso de la misma y sacar el mejor partido a todas las novedades que incluirá Exadata X9M.

 

La especificación completa del producto puede encontrarse en el Datasheet de Exadata X9M. El anuncio oficial del lanzamiento está disponible en este enlace.

 

Deseo recibir más información sobre Exadata

Twitter
LinkedIn
Evolución, innovación y transformación
32 Service Expertise avalados por Oracle 
Nuestra propuesta de valor
Posts 100% Oracle
Sigue nuestro día a día