Implicaciones y alternativas al fin del soporte de Oracle Database en OCI sobre servidores X5

El pasado mes de marzo, Oracle anunció el fin de soporte (EOSL) del servicio de base de datos en OCI basado en máquinas físicas con procesadores X5. Algunas configuraciones dejaron de estar disponibles en junio y otras se mantendrán hasta marzo de 2022. Oracle ha recomendado a los clientes que actualicen a las últimas versiones del servicio en entorno virtual, que usan procesadores más modernos, o que pasen a Autonomous Database.

 

Este anuncio no afectó a muchos clientes de OCI. En el caso de avanttic sólo a uno. Más allá de su relevancia, lo que marca es la diferencia entre los despliegues tradicionales y el nuevo mundo de los servicios en la nube.

 

En nuestro caso el cliente estaba satisfecho con el servicio y no tenía necesidad de cambiarlo, pero se vio obligado a hacerlo por la operativa de su proveedor de servicios, en este caso Oracle, aunque podría haber sido Microsoft, Amazon, Google o cualquier otro.

 

Hasta ahora, las empresas han estado acostumbradas a comprar todas las piezas hardware y software y construir una solución que les permitiese afrontar una necesidad de negocio. Esta solución estaba perfectamente adaptada a su casuística. De alguna manera era un traje a medida que se ajustaba a sus necesidades y que el cliente era muy reticente a cambiar.

 

En el caso de los servicios cloud, este paradigma cambia completamente. Por un lado, el cliente contrata un servicio y se despreocupa completamente de los detalles de la solución, enfocándose en lo que realmente afecta a su negocio. Sin embargo, depende completamente de su proveedor en lo referente a los detalles de la infraestructura. Los proveedores de servicios van a renovar periódicamente sus equipos para ser lo más efectivos posible, reducir sus costes de mantenimiento y competir adecuadamente con otros, lo que de una manera u otra afectará a sus clientes.

 

Las compañías deben darse cuenta que el despliegue de sus aplicaciones en servicios de cloud les va a obligar a mantenerse actualizados al mismo ritmo que lo hacen sus proveedores. Es un buen hábito que mejora el rendimiento, disponibilidad y seguridad de los despliegues, pero choca con las prácticas habituales en muchas empresas. Adicionalmente, es recomendable analizar periódicamente los servicios contratados, ya que los proveedores van lanzando nuevas versiones que pueden ser más convenientes y efectivas y no requerir migraciones complicadas. Por ejemplo, esta situación se produce cuando el proveedor actualiza su equipamiento a versiones más modernas.

 

Para el caso del servicio de bases de datos en entorno físico dedicado, hay una solución directa y casi inmediata que pasa por actualizar la infraestructura. El cliente puede de inmediato migrar sus bases de datos a entornos virtuales, que teniendo en cuenta las mejoras de la infraestructura puede dar rendimientos parecidos o superiores a los que ofrecía el X5 en Bare Metal. Puede haber casos específicos, normalmente ligados al acceso local a los sistemas de almacenamiento, en los que el entorno virtual no cumpla con los requisitos de los clientes. En este caso la recomendación es cambiar a servicios como Exadata Cloud Service o Autonomous Database Service, que sí tienen un almacenamiento local integrado y van a ofrecer un rendimiento superior al de los entornos X86 normales.

 

Oracle proporciona herramientas para facilitar las migraciones, tanto desde bases de datos on-premise como desde bases de datos en cloud, aunque también se pueden utilizar las herramientas habituales de migración de Oracle.

 

La recomendación para estas migraciones es utilizar los servicios que OCI proporciona. Hay un servicio específicamente diseñado para esta función, el Database Migration Service. Se trata de un servicio completamente gestionado y gratuito para la mayoría de los casos que permite acceder a todos los servicios de BBDD de OCI. Está basado en tecnologías probadas (Data Guard, Golden Gate, Data Pump, RMAN…) y sigue las recomendaciones de la arquitectura de máxima disponibilidad de Oracle (MAA).

 

Siempre se pueden utilizar las herramientas de migración de bases de datos tradicionales de forma manual, lo que puede ser más flexible, pero hay que tener en cuenta que en este caso es necesario contar con personas con mayores conocimientos y experiencia para poder acometer estos trabajos.

 

En el mismo sentido del cierre de servicios obsoletos, hay que tener en cuenta que Oracle ya anunció hace más de un año el fin de soporte de la versión 11g de la base de datos. En la actualidad sigue siendo posible desplegar en OCI dicha versión, pero únicamente si se dispone de los servicios de Market Driven Support (MDS) y sólo hasta finales del año 2022. Del mismo modo, las versiones 12c alcanzarán su fin de soporte durante 2022 y con total seguridad Oracle irá limitando su posible despliegue en OCI.

 

Estas situaciones afectarán a muchos más clientes de Oracle y les forzarán a actualizar sus entornos, para lo que deben ir preparándose lo antes posible de forma que el impacto en las aplicaciones sea mínimo.

 

Las empresas que están utilizando los servicios cloud para hospedar sus aplicaciones deberán acostumbrarse a incluir en sus procesos las actualizaciones periódicas de sus sistemas. Hasta ahora era una buena práctica, pero la nube lo hace obligatorio. En avanttic tenemos una amplia experiencia tanto en la migración de las plataformas Oracle a OCI como de en su actualización y podemos ayudarles en estos proyectos.

Twitter
LinkedIn
Evolución, innovación y transformación
32 Service Expertise avalados por Oracle 
Nuestra propuesta de valor
Posts 100% Oracle
Sigue nuestro día a día